domingo, 29 de junio de 2014

 

Mire, le diré algo para que no se olvide nunca de ello:

 

  • “Hoy en día hay personas que están en países muy pobres y se están enriqueciendo, y también hoy en día hay personas en países supuestamente avanzados y se están arruinando”.

 

Lo que no sirve absolutamente de nada es quejarse, justificarse o llorar por lo que no tenemos, por lo que no hemos hecho, y lo peor de todo; por lo que no intentamos.

Seguro que ahora piensa ¿Pero qué intento yo para salir de mi situación?.

 

La vida no es fácil para nadie, porque somos nosotros mismos nuestra propia competencia, y la vida es una lucha por la supervivencia, así que si tiene un negocio y no le van las cosas como quiere, yo le sugiero que se hagas estas preguntas:

 

 

  1. ¿Puede vender lo que hace a otros clientes?
  2. ¿Puede vender lo que hace de un modo distinto?
  3. ¿Puede vender con su experiencia otro producto?

 

 

Cualquiera de las tres alternativas serían suficientes para salir de la situación en la que se encuentra, a veces es una combinación de las tres, pero en definitiva lo que no vale es quejarse, porque además, si algo tenemos seguro en la vida es precisamente la muerte, así que en el juego que nos toca jugar, lo más inteligente es intentarlo todo.

 

Hace una semana, preparando un cambio en mi web, le decía a mi programadora una frase que la hizo gracia: “Marga, el camino màs corto al acierto es el error”.

 

Recuerdo que ella se reía, y de algún modo me daba la razón, y es que estoy convencido de que los que emprendemos o inventamos, no tenemos otro camino más seguro para llegar al éxito que fracasar y equivocarnos muuuuchas veces, y sólo cuando ponemos en práctica nuestras ideas e inventos, podemos ver el efecto real que tienen en el mercado esa nueva idea, ese nuevo negocio, esa nueva locura.

 

¿Cree que a Nikola Tesla le venían las soluciones a la primera? Pues si usted y yo no somos Nikola Tesla o Einstein, nos va a tocar equivocarnos unas cuantas veces todavía.

 

Por esto, mi mensaje para este domingo de junio es el siguiente: Equivóquense sin temor, que menos la muerte y el ego, todo lo demás se puede curar; y si puede, disfrute del camino que al final es lo único que existe.

 

Gracias

 

AEG2014

– See more at: http://www.angelescribanogomez.com/noticias.asp?id=203#sthash.GkD0qaJ8.dpuf