miércoles, 09 de julio de 2014

 

Los departamentos de Marketing y Ventas deben de remar en la misma dirección en una empresa, sobre todo para no generar conflictos hacia el cliente, que en definitiva, es el verdadero protagonista.

Bankia es un ejemplo claro de que Marketing y Comercial, a veces, no van de la mano.

 

¿Por qué les digo esto?. A los hechos me remito:

 

Ellos se empeñan en “invitarnos a ser sus clientes” durante un tiempo, nos dicen en sus mensajes que “quieren empezar por los principios” e ideas similares en todo tipo de medios y soportes. Pero luego vas a las oficinas y “plum” ya no te atienden.

 

Pero, ¿cómo puede ser que oficinas de puerta calle en zonas empresariales y residenciales no quieren prestar el servicio “personal” de despachar dinero por ventanilla?

 

Eso es alejar al cliente de la empresa y de la posibilidad de venderle nuevo producto. Si un cliente tiene que valorar la calidad de un banco por el cajero automático, mal vamos.

 

Si el cliente te importa, pero no lo nota, el cliente no importa.

 

Gracias AEG2014