jueves, 27 de febrero de 2014

Yo lo digo en todos mis cursos, sin metas definidas, no hay nada que hacer, es como tener una flecha sin punta, por muy buena que sea la pieza, nunca se clavará en ella y no conseguiremos nada, porque sencillamente nada queremos.

 

Una de las asignaturas en las que creo que deberemos de trabajar en el siglo XXI es definir mucho mejor de lo que lo hacemos hoy, qué es lo que queremos en la vida, y además no sólo en el trabajo, sino en el resto de facetas que complementan y enriquecen la vida de un ser humano, porque épocas malas hay en todas las casas, pero cuando algo se tiene claro, al final siempre llegan vientos que favorecen nuestra idea o proyecto.

 

Internet y los medios de comunicación, con su bombardeo de información se han unido a nuestros ancelstrales lastres, como eran, nuestros miedos, complejos, creencias limitantes etc.. y eso no puede ser, porque no nos dejan pensar y nos vuelven medio bobos.

 

Como digo siempre, la vida no es de la gente de talento, sino de aquellos que lo tienen claro, esos, “los tontos constantes” ese maravilloso grupo de personas que pese a sus limitaciones naturales, hacen el trabajo bien todos los días, sin brillanteces, pero con orden y disciplina.

 

No sirve de nada decir que somos un país de talento y aparecer en el mundo cada 500 años, puesto que si los demás lo hacen, !coño! algo estaremos haciendo mal, digo yo.

 

Parece que asomamos la cabecita a principios del siglo XXI, y hasta nos atrevimos a meternos en guerras internacionales y todo, pero eso amigos no sirve de nada, cuando la base está podrida o sin ambiciones fruto del cortoplacismo y el pelotazo, y sino a las muestras me remito. Claro, ahora dirán ustedes, – !Que fácil es hacer ahora un balance sobre lo anterior!, no amigos no, yo lo hice en 2006, y dije que el cliente estaba desatendido, y lo hice en una entrevista que me hacían para el dominical del diario ABC.

 

Si queremos clientes, y no ventas, hay que pensar mucho más en el largo plazo, y sólo así podremos dejar un legado a los que nos sustituyan digno de mención.

 

Bueno, que es tarde y mañana sigo con mi curso.  Que tengan buena semana y gracias por leerme.

 

AEG2014