martes, 14 de octubre de 2014

 

Son muchos los empresarios y autónomos que después de un mes de trabajo, si de verdad se sinceran con ellos mismos, no se llevan para su casa 3.000€ cada mes de forma recurrente.

 

¿Por qué digo esto?

 

Porque muchas veces parece que “camarero” o “vendedor” es el que no sirve para otra cosa.Yo les puedo hablar de las dos profesiones por experiencia propia y digo:

 

  • !Qué dificil es encontrar un camarero que te ponga una cerveza con arte!.
  • !Qué dificil es encontrar un vendedor que haga de su profesión una forma de vida!.

 

 

Si llevamos esto al terreno de los empresarios pasa lo mismo: !qué poquitos empresarios se llevan a su casa un buen trozo del pastel!.

 

La diferencia es que un vendedor no arriesga más que su tiempo, mientras que el empresario arriesga hasta los calzoncillos.

 

Les propongo algo:

 

¿Por qué no invierten algo de su tiempo y su dinero en aprender a vender más y mejor?

 

Aprender es como el caldo de pollo, no hace daño, y si aprenden a ser mejores vendedores, si por desgracia les toca cerrar su empresa, siempre tendrán una profesión de la cual poder vivir muy, pero que muy dignamente.

 

Antes de emprender, aprenda a vender!!