viernes, 29 de agosto de 2014

 

Llevo desde el año 2008 probando coches para diferentes medios de comunicación, y cuando voy a recoger el coche de la semana, siempre se produce el “Acto de Entrega”, pero que técnicamente es un servicio de “Atención al Cliente”, puesto que yo soy el que espera recibir un servicio concreto en la entrega de cada uno de los coches.

 

Pues bien, hoy les quiero hablar de “Cándido”. Cándido es la persona que entrega coches a la prensa especializada en Mitsubishi, tal y como hacen el resto de las treinta y tantas marcas que hay de coches en nuestro país, ¿y que diferencia a Cándido de todos los demás? ¿Por qué le quiero dedicar esta pequeña editorial? Pues, porque borda lo que es la entrega del vehículo en la atención al cliente.

 

No es sólo que entregue el coche fresquito y limpio como la patena, que no todas las marcas lo hacen. Hoy mismo he recogido un coche japonés de otra marca y me lo entregaban a unos 40º de temperatura, y con el interior del cristal con ese empañado perenne que surge cuando no se limpia correctamente el interior del cristal. Sino que Cándido además le pone pasión a lo que hace, y sobre todo se encarga de contarte eso que no contamos a veces ni los que nos dedicamos a esto, a veces por prisa y otras porque sencillamente se nos pasa o no  nos damos cuenta.

 

Digamos que Cándido, queriendo o sin querer, hace un trabajo de hipnosis y programación positiva del subconsciente de la persona que espera algo tan sencillo como que le entreguen un coche que probará durante una semana, pero el milagro cuando montas en el coche, ha está obrado, ya que estás predispuesto de un modo positivo a la prueba de ese modelo.

 

Conclusión

 

Formación técnica en producto, se alcanza a través del conocimiento en él, pero la actitud y el amor que cada uno pone en su trabajo es algo personal, y depende tan sólo de la voluntad de cada uno, así que espero que este “Testimonio-Consejo” sirva para que nos tomemos nuestros trabajos, no como algo obligado y aburrido, sino como una oportunidad de mejorar el día a las personas que van a cruzar por nuestra vida, aunque sólo sea por unos instantes, les aseguro que habrá merecido la pena.

 

Gracias Cándido

 

 

AEG2014