Final de año es la época perfecta para echar la vista atrás y ver en que nos hemos equivocado con respecto a nuestros objetivos.

 

Siempre hay cosas imprevisibles, pero todos sabemos que tenemos en nuestra mano la posibilidad de hacer muchas cosas de manera distinta a como las hemos realizado, para eso sirve el autoanálisis y la reflexión ¿para qué? pues sencillamente para ser más felices.

 

Cuando no pensamos lo que hacemos o cómo lo hacemos es muy probable que hagamos daño a terceros o incluso a nosotros mismos, pensar siempre es bueno, al menos un tiempo.

 

¿Cuál es tu plan para 2017? Para tu salud, para tu familia, para tu trabajo y para tus aficiones.

 

De esa lista debería de salir la motivación y la energía para el resto del año, y si no es así revisa la lista.