jueves, 26 de diciembre de 2013

 

Aquello que somos capaces de imaginar, somos capaces de conseguir.

 

Yo creo en esto a pies juntillas,  se lo aseguro, y de hecho en mi curso de ventas de 10 horas, dedico 4 horas al control mental y a desarrollar el poder que tenemos para visualizar sueños a futuro.

 

Este vendedor, en 2007 uno de tantos sueños que ha tenido, fue entonces el montar un equipo de carreras y correr a nivel amateur. Pues dicho y hecho, me puse manos a la obra con la ayuda de un veterano de guerra (J. Mª de Miguel), no sin darme antes unos buenos tortazos, pero al final conseguí mi sueño, una vez más.

 

Claro, cuando se lucha por un sueño, no todo es camino de rosas, y yo tuve que pagar un precio:

 

  • Perder 38.000 euros en un coche de carreras que nunca llegó de Francia destinado a una competición que nunca llegó a celebrarse en España.
  • Comprar dos turismos de competición y gastarme en dos carreras más del coste de los propios vehículos.
  • Sufrir un accidente en un circuito, justo el primer día que me subía en un coche de carreras en Portugal, era un Leyend Car y el circuito era el de Braga, todo fruto del ansia por correr si saber.

 

Ahora lo veo con perspectiva, y veo que fue el master que tuve que hacer para lograr mi sueño, pero esta experiencia también tuvo sus factores positivos:

 

  • Ganar varias pruebas del calendario nacional de la RFEA.
  • Correr junto a unos de los pilotos españoles con mayor talento que he conocido, Máximo Cortés.
  • Llegar a rodar con casi 40 años en tiempos de chavales que venían del karting.
  • Crear un programa de mecenazgo de pilotos a nivel internacional, desde karting hasta Gp2.
  • Conocer personas realmente interesantes del mundo del motor como: Emilio de Villota, Alejandro Agaj, Albero Longo, Máximo Cortés, José Mª de Miguel, Francesc Gutiérrez, o Julio Planas entre otros, recordando también en ese viaje a la eterna María de Villota (luchadora incansable).

 

Bueno, este sólo es un ejemplo más de la fuerza de lo sueños; quise ser piloto y fui piloto, incluso gané alguna carrera, quise tener un equipo de carreras, y tuve un equipo de magníficos pilotos, de los cuales, uno de ellos hoy es piloto de F1 (Giedo Van der Garde-Caterham).

 

Por cierto, voy a por mi próximo sueño…¿y el suyo? ¿Lo tiene claro?

 

Gracias

 

AEG2013