Todos tenemos puertas en el subconsciente que permanecen cerradas desde que éramos niños y en muchas ocasiones son esos traumas los que no nos ayudan a avanzar, a ser nosotros mismos, además estos anclajes pasados hacen que caigamos una vez tras otra en los mismos errores, la hipnosis ya sea Ericsoriana o Clínica, son dos caminos para mejorar y deshacer nudos del pasado: a veces es para dejar de fumar, otras para perder el miedo a las arañas o la fobia a espacios cerrados; pero otras muchas veces y sin nos relajamos salen nuestros verdaderos daños internos, miedos y obsesiones que producen en nosotros las mismas pautas de comportamiento erróneo una y otra vez. Cuando yo hice este curso, sólo os digo una cosa, sentí vértigo y reconocí que todo está ahí adentro si queremos modificar los comportamientos PARA VENDER MÁS O PARA SER MÁS FELIZ. Hay otra forma de cambiar, a base de palos, pero esa ya la conocemos todos.

 

Gracias Armando