Después de 20 años nos volvimos a juntar en Segovia, nos separan casi 3.000km, pero nos une la pasión por las personas y las ventas y como nos vimos en Segovia, tocaba comer en Casa Paco (San Lorenzo), inmejorable reencuentro de tres personas que viven de su capacidad para INFLUIR EN LAS PERSONAS.

 

Gracias Pablo y Dani